Medicina Natural

Ataques de pánico: qué son y cómo eliminarlos

Son muchas las personas que sufren de ataques de pánico en todo el mundo y no saben cómo reaccionar ante este trastorno. Los ataques de pánico se caracterizan por un profundo temor  que se da de repente y tiene una duración de unos 10 minutos aproximadamente.

A continuación te mostraremos todo lo que debes saber sobre los ataques de pánico y te daremos algunos consejos de cómo puedes tratarlos naturalmente.

Ataque de pánico: qué saber

Ataque-de-panico-500x358

El ataque de pánico proviene de la ansiedad se trata de un miedo intenso, la persona cree que algo malo va a sucederle. No se conoce con precisión cual es el factor que los provoca, pero se cree que es hereditario, si alguien lo padeció en nuestra familia tenemos más probabilidades de sufrir estos ataques.

En ciertos casos pueden darse en niños, pero es más común que se de en las personas entre los 20 y los 35 años. Las mujeres tienen dos veces más probabilidades de padecer un ataque de pánico que los hombres.

Los ataques de pánico tienen un comienzo repentino y suelen durar unos 10 o 15 minutos, cuando se hacen más largos (de hasta 1 hora) se debe tener cuidado de no confundirlo con un ataque al corazón. La primera vez que una persona presenta este trastorno, luego le da mucho temor de que le vuelva a suceder, por eso busca estar cerca de gente y específicamente de médicos que puedan asistirla.

Ataques-de-panico

El ataque de pánico se considera solo cuando suceden al mismo tiempo por lo menos cuatro de los siguientes síntomas:

Nauseas, sensación de asfixia, mucha sudoración, temor a morir, temblores, escalofríos, molestias estomacales, sentimiento de irracionalidad, desmayos, mareos, dolor en el pecho, miedo a perder el control, etc.

Los ataques de pánico no pueden predecirse porque aparecen repentinamente, pocos minutos antes la persona se encuentra de manera normal. Muchas son las personas que al no saber cómo reaccionar en estos casos acuden a drogas o alcohol.

alimentos-que-producen-mal-humor

Algunos consejos para el ataque de pánico:

Ante cualquier problema en la salud lo primero que se debe hacer es ir al médico para que realice un electrocardiograma y análisis de sangre que descarten la posible presencia de alguna otra enfermedad.

Puedes ayudar a disminuir tu ansiedad o angustia yendo a un psicólogo o haciendo terapia. En estas sesiones posiblemente debas hablar sobre tus temores de la infancia, pesadillas, qué cosas te asustan o te provocan sensación de peligro, cómo te relacionas con los demás, etc.

Evite consumir fármacos antidepresivos, también alcohol, tabaco y cafeína. Duerma al menos 7 horas por las noches, respete todas las comidas diarias y haga al menos media hora de ejercicio físico por día.

ataquedepanico

Remedios caseros para los ataques de pánico

Respirar en una bolsa de papel

En el momento que sucede el ataque de pánico, una buena forma de calmarlo es colocando una bolsa en el rostro, que la nariz y boca queden dentro de ella y respirar lentamente. Su resultado es a corto plazo, hace que la respiración sea más pausada y además relaja la hiperventilación intensa. Debes respirar unas 10 veces dentro de la bolsa inhalando y exhalando en cada una de ellas, luego debes quitar la bolsa por unos 15 segundos y volver a repetirlo.

Manejar el estrés

El estrés y también la ansiedad influyen notablemente en los ataques de pánico, son estos dos síntomas los que los provocan la mayoría de las veces. Es importante controlarlos ya que al sufrir varios ataques de pánico seguidos las personas pueden volverse violentas, principalmente cuando la gente acude en su ayuda. Es importante realizar deportes ya sea caminar, natación, andar en bicicleta. También el yoga y la meditación son muy buenas opciones ya que nuestro cuerpo libera endorfinas que generan tranquilidad y generan nuevas células cerebrales.

Consumir suplementos naturales

Para reducir la fatiga, la ansiedad, la irritabilidad y muchos de los síntomas que pueden provocar los ataques de pánico, se recomiendan suplementos de vitamina B y B6, también el calcio y el magnesio. Estos suplementos deben ir acompañados de una buena alimentación, consumiendo levadura de cerveza o gérmen de trigo puedes incorporar vitamina B de manera natural.

Otros alimentos muy saludables para tratar a los ataques de pánico son la avena, nueces, almendras y avellanas, también ciertas verduras como la espinaca, la lechuga el col, el rábano y el coliflor.

lechuga-asdfawev

Beber valeriana

Esta planta es ideal para estos casos ya que ayuda a relajar al sistema nervioso central, también estabiliza el ritmo cardíaco, muy buena para personas que sufren de arritmia o palpitaciones. Se recomienda beber una o dos infusiones diariamente.

Aprovechar las bondades de las plantas

Además de la valeriana existen otras plantas que también son muy efectivas para tratar este transtorno, entre ellas el ginseng ya que es ansiolítico y antidepresivo, las hojas de naranjo son muy buenas para calmar los nervios y por último el toronjil, una planta muy efectiva contra la depresión, es relajante y ayuda a dormir mejor.

ginseng1

Lo más visto

To Top