Medicina Natural

Bulto en el seno: ¿cuándo son una señal de alarma?

Debemos saber primero que nada, que el bulto en el seno, pueden manifestarse debido a diversos motivos, sin tener que ser estos necesariamente relacionados al cáncer de mama. Tales motivos, pueden ser por ejemplo, la formación de quistes o la aparición de una condición denominada fibrosis.

Los quistes suelen ser pequeñas bolsas de líquido, que se forman en el tejido mamario. En la mayoría de los casos, los quistes resultan ser inofensivos y ni siquiera requieren de un tratamiento médico, aunque algunas veces, los quistes pueden llegar a agrandarse, generando así cierta incomodidad en quienes los padecen. En estos casos, es muy usual que el médico intervenga, drenando el líquido del quiste, con el fin de hacer desaparecer la incomodidad.

La fibrosis por otra parte, es una condición en el que el tejido fibroso del cuerpo (tejido parecido a la piel cicatrizada), se acumula en una zona determinada del mismo, Es muy común que esto suceda en las mamas, causando así una sensación de piel rugosa y seca. De igual forma que con los quistes, la fibrosis no suele requerir de ningún tratamiento médico, ya que usualmente desaparece sola con el tiempo.

Diferencia entre el bulto en el seno y el tumor

bulto en el seno

A continuación, veremos cuáles son las principales diferencias entre un simple bulto en el seno, y un bulto maligno. También te enseñaremos algunas técnicas para lidiar contra las molestias que suelen ocasionar los quistes.

Por lo general, un común bulto en el seno, suele manifestarse de manera aislada, no siendo acompañado por otros síntomas. El cáncer de mama, de otra manera, suele detectarse debido a la aparición del bulto en el seno, acompañado de otros síntomas particulares. Cuando nos encontramos frente a un bulto en el seno maligno, veremos algunos otros cambios en la mama. Entre estos cambios, podemos encontrar por ejemplo:

  • Cambio en el tamaño o forma de la mama (repentina hinchazón o reducción de tamaño)
  • Cambio en la textura de la piel de la mama, en particular cerca de la zona del pezón
  • Cambio en la forma o protrusión del pezón ( súbita inversión o aplanamiento del pezón)
  • Piel irritada e inflamada en el pecho

Es altamente recomendable, que ante la aparición de un bulto en el seno, consultes de inmediato a tu médico. Este de seguro realizará una biopsia del bulto, mediante la cual podrá detectar si nos encontramos frente a un simple bulto en el seno, o si por el contrario estamos ante la presencia de un bulto maligno.

Algunas maneras para acabar con las molestias de los quistes de mama

El quiste o bulto en el seno, ocasiona casi siempre ciertos dolores e incomodidad en quien lo padece. Estas son algunas maneras, para combatir el dolor.

  1. Usa el sostén ajustado. Esto hará que el tejido mamario se vea sostenido y de esta forma el dolor disminuirá.
  2. Consume menos proporciones de cafeína. No hay evidencias certeras de que la cafeína pueda ser una de las causas de los quistes de mama, pero son muchas las mujeres que notan un alivio intenso en el dolor, al disminuir su dosis de cafeína.
  3. Consume la menor cantidad posible de sal. Varios médicos indican que el hecho de consumir poca sal, reduce la cantidad de exceso de líquidos retenido por el cuerpo, disminuyendo así la incomodidad de un bulto en el seno formado por líquido.
  4. Tomar aceite de onagra. Si bien no existen evidencias científicas certeras de esto, los suplementos de aceite de onagra han logrado que varias mujeres puedan disminuir los dolores de los quistes de mama.

Lo más visto

To Top