Medicina Natural

¿Cómo tratar el dolor de cuello?

Estar durante varias horas frente a la computadora o dormir con mala postura puede generar muchas veces fuertes contracturas y dolores en el cuello. Por eso a continuación te daremos algunos consejos para evitar que ésto suceda.

Es importante saber en un principio que el cuello está conformado por vertebras cervicales, músculos y nervios que tienen la función de proteger al esófago y a la laringe, también sostiene a la cabeza, la cual posee un peso de entre 3 y 5 kilogramos.

El dolor de cuello puede darse por diversos motivos, entre ellos el estrés, las lesiones, dormir con una almohada poco adecuada, los espasmos que se dan por movimientos bruscos, por malas posturas o por haber tenido una postura hacia arriba o hacia abajo durante mucho tiempo.

Ejercicios para tratar el dolor de cuello

cuello-500x431

Existen ciertos ejercicios que puede realizar uno mismo y que afortunadamente ayudan a aliviar esos tan dolores molestos en el cuello.

El primer ejercicio consiste en buscar un lugar donde haya tranquilidad para poder relajarte. Es recomendable recostarse boca arriba y cerrar los ojos. Debes mover el cuello lentamente hacia un lado y hacia el otro e inclinar la cabeza hacia los hombros. Los brazos deben estar estirados y debes repetir estos ejercicios por varios minutos.

Otra manera de aliviar el dolor en el cuello es sentarse en una silla apoyando la espalda en el respaldo, hacer el mismo ejercicio explicado anteriormente y agregar también un movimiento circular  empezando con una inclinación del mentón hacia el pecho y moviéndolo hacia el hombro izquierdo, hacia atrás y hacia el hombro derecho formando un círculo.

Otra técnica y también una de las más efectivas es el frotamiento, debes colocar tus manos en la nuca ejerciendo una leve presión y muévelas de arriba hacia abajo. Hacer el mismo masaje desde la zona de las orejas hacia los hombros. Repetir unas 10 veces cada movimiento, haz el mismo ejercicio luego utilizando los dedos.

Si el cuello se encuentra muy tenso y deseas estirarlo fortaleciéndolo, el ejercicio consiste en inclinar la cabeza hacia abajo, lo más que puedas y luego hacia atrás con la boca abierta, de esta forma los músculos perderán la tensión que se encuentra acumulada. También puedes ejercer una pequeña presión en la nuca cuando estiras la cabeza hacia adelante y en la frente cuando estiras la cabeza hacia atrás.

Una gran solución para terminar con las molestias en el cuello es realizar yoga, ya que además de aliviar los dolores es esta zona también ayudan a aliviar molestias en otras partes del cuerpo y a relajar los músculos.

Remedios naturales para aliviar el dolor de cuello

Los ejercicios enumerados anteriormente te permitirán lograr un gran alivio en las tensiones del cuello, pero complementándolos con tratamientos naturales podrás lograr un excelente resultado.

Una de las opciones es realizarte un baño con una infusión compuesta por dos cucharadas de miel, tres cáscaras de naranja en medio litro de agua que haya pasado 20 minutos por hervor y cuatro hojas de lechuga. Debes agregar esta preparación dentro de la bañera con agua caliente y tomar allí un baño de inmersión durante varios minutos.

Otra opción es deslizar por el cuello una toalla remojada con unas gotas de aceite esencial de romero o de mejorana, también puedes reemplazarlo por unas gotas de tintura de árnica.

Realiza un masaje diario en tu cuello utilizando una mezcla de una barrita de alcanfor y media cabeza de ajo picada.

El hielo es también realmente efectivo en estos casos, debes picar varios dentro de una bolsa y cubrirla con un trapo o toalla. Esto ayudará a aliviar la inflamación, una vez que dejes de colocarte el hielo pon una toalla mojada en agua caliente para relajar por completo.

Consejos para evitar el dolor de cuello

Existen además de los ejercicios y los remedios naturales otros consejos muy importantes a tener en cuenta.

Es importante dormir en un colchón firme ya que cuando pierden su firmeza no permite que la cabeza se mantenga en la posición horizontal, que es la adecuada para descansar.

Debes utilizar almohadas que no sean demasiado altas y que estén realizadas con espuma desmenuzada o las almohadas cervicales. Puedes también probar dormir sin almohada para ver cómo te sientes, algunas personas no las necesitan.

Sentarse con una buena postura y en un asiento firme hace que la espina dorsal tenga el soporte adecuado evitando así los dolores de cuello y de hombros. Para mantener la postura correcta al estar sentado puedes colocar detrás del asiento una almohada o una toalla enrollada.

Al utilizar la PC es importante que la pantalla esté en la posición adecuada, al mismo nivel que la vista. Sin tener que enfocar hacia abajo o hacia arriba para mirar.

Al arrodillarte para levantar objetos del suelo hazlo doblando las rodillas así podrás mantener la espalda recta.

Las mujeres deben evitar usar zapatos con tacón demasiado altos ya que generan desviaciones de columna e inclina el cuello hacia adelante generando tensiones y dolores.

Se debe evitar dormir boca abajo ya que es dañino para la espalda y para las vértebras del cuello. La mejor posición es la fetal, de costado y con las rodillas inclinadas levemente hacia el pecho.

En los meses más fríos es imprescindible mantener abrigado al cuello, ya que el viento de invierno y también las brisas en las noches de verano pueden provocar rigidez y dolor.

Algunos hábitos que realizamos frecuentemente sin darnos cuenta pueden perjudicar al cuello como lavar el cabello dentro del lavamanos, sostener el teléfono con el cuello, etc.

Por último, si pasas mucho tiempo frente a la computadora, es importante que cambies de posición por lo menos cada una hora estirándote o moviendo la cabeza.

Lo más visto

To Top