Medicina Natural

4 Cosas que debes leer inmediatamente para controlar y evitar el cáncer

El cáncer es una enfermedad muy dañina que en los últimos años ha causado la muerte de muchas personas. De hecho, según la Organización Mundial de la Salud, el cáncer es una de las principales causas de muerte en el mundo (en 2012 se murieron 8,2 millones de personas de cáncer).

El problema con esta enfermedad es que los tratamientos que utiliza la medicina tradicional para combatirla son tratamientos demasiado costosos pero también demasiado invasivos. Es decir que tanto la quimioterapia como la radioterapia no distinguen entre células sanas y células dañadas y por esa razón atacan a todas las células por igual.

Entonces, ¿qué hacer frente al cáncer? Últimamente surgió una nueva corriente de medicina la cual sostiene que la dieta es fundamental para prevenir, tratar y curar el cáncer. Si estás interesado continúa leyendo porque a continuación te enseñaremos una dieta alcalina que te ayudará a terminar con las células malignas.

Consejos nutricionales para prevenir y curar el cáncer

combatir el cáncer

En este artículo te daremos diversos consejos para que puedas combatir las células cancerígenas sin necesidad de recurrir a tratamientos invasivos. Lo principal es modificar la dieta por lo que te recomendamos que sigas las recomendaciones que te daremos a continuación.

Dieta alcalina

Hoy en día no nos preocupamos por lo que comemos y usualmente llevamos una dieta que aumenta la acidez del organismo y estimula la inflamación. Para evitar que esto suceda te recomendamos que sigas una dieta alcalina repleta de vegetales verdes y frutas.

Adiós al azúcar

Estudios recientes han demostrado que las células malignas utilizan una gran cantidad de glucosa para sobrevivir. Por lo tanto, para combatir a estas células es necesario dejar de consumir lo que les brinda energía: el azúcar. También es recomendable consumir cantidades moderadas de endulzantes naturales como la miel.

Elimina el gluten

El gluten es uno de los principales causantes de inflamación, condición que se encuentra estrechamente relacionada con el desarrollo del cáncer. En este sentido, es recomendable suprimir de la dieta los panes blancos, las pastas y las galletas. Lo mejor es consumir granos enteros que no posean gluten como el arroz, el mijo y la quínoa.

Abandona los lácteos

Recientemente se ha descubierto que la leche vacuna tiene una proteína llamada caseína que podría ser causante del cáncer. Asimismo, los lácteos también provocan inflamación por lo que deberías eliminarlos de tu dieta. Prueba con productos vegetales como la leche de soja o la leche de almendras.

Otros consejos consisten en beber un vaso de agua y limón todas las mañanas para alcalinizar el organismo, en reducir el consumo de café y alcohol, en evitar las sodas azucaradas y en consumir al menos dos litros de agua por día.

Sabemos que adoptar todos estos nuevos hábitos podría ser difícil pero el primer paso consiste en concientizarnos acerca de la importancia que tiene la dieta para nuestra salud. Puedes empezar incorporando hábitos de a poco hasta que los hayas incorporado todos.

Sigue estos consejos para prevenir y tratar el cáncer de manera absolutamente natural y sin recurrir a tratamientos invasivos.

Lo más visto

To Top