Cuidado Personal

Si padeces de dolor en los talones mira aquí estos ejercicios

El dolor en los talones se produce frecuentemente por una condición conocida como fascitis plantar. Ahora bien, esta condición se puede prevenir y también tratar en casa, siempre que se tenga constancia y dedicación. De todas formas, ante cualquier molestia en el sistema óseo, siempre es conveniente consultar al médico.

Se calcula que el 50% de las personas en el mundo tiene alguna molestia en los pies. Muchas veces esto no se debe a ninguna enfermedad, a veces, simplemente es el uso de un calzado inadecuado, una lesión no permanente, la presencia de callos o de juanetes. Sin embargo, en otras ocasiones se debe a una afección conocida como fascitis plantar. Pero, ¿qué es la fascitis plantar?

Dolor en los talones: cómo superar la fascitis plantar con ejercicios

En el pie se encuentra un tejido elástico que se llama fascia plantar, cuando éste se inflama se produce la fascitis plantar. Esta afección suele ser la causante del dolor en los talones.

dolor en los talones

Esta afección es muy común en: mujeres en estado de gravidez, deportistas y personas con sobrepeso. El dolor en los talones puede afectar a personas de cualquier edad y sexo y generalmente es causado por alguno de estos factores:

  • Trotar sobre superficies muy duras con malas posturas.
  • Tener los pies con exceso de arco o por el contrario, tener pie plano.
  • Tener la musculatura débil.
  • Utilizar calzado inadecuado.
  • Realizar actividad física en exceso.

Para tratar el dolor en los talones producido por esta afección, comúnmente, los médicos recetan antinflamatorios y analgésicos. En ocasiones, es necesaria la cirugía. Sin embargo, es posible tratarla en tu casa siguiendo ciertas recomendaciones, evitando la actividad física y realizando una rutina especial de estiramientos que te ayudarán a recuperar la flexibilidad y fuerza de este ligamento.

Rutina para curar la fascitis plantar en casa

Los siguientes ejercicios están diseñados para relajar el tendón afectado y estirarlo de forma tal, que se puedan aliviar los dolores provocados por esta afección.

Rodar la pelota

Para realizar este ejercicio toma asiento en una silla, con la espalda completamente derecha y apoyada al espaldar del asiento. Utiliza una pelota de tenis, colocándola en el piso debajo de tu pie y haciéndola rodar para adelante y para atrás. Aplica un poco de presión, al grado que puedas tolerar. Trata de hacer este movimiento durante 1 minuto. Luego, haz el mismo movimiento con el otro pie. Repite el procedimiento una vez más con cada pie.

Estiramiento

En la posición anterior, toma tu pie con las manos. Empuja los dedos del pie hacia arriba lo más que puedas con una mano, mientras sostienes el talón con la otra. Espera 4 segundos y luego puedes soltarlo. Haz el mismo procedimiento con el otro pie. Puedes realizar este ejercicio 4 veces con cada pie.

Banda de estiramiento

Siéntate en el suelo, con las piernas estiradas al frente. Coloca una banda de las utilizadas para hacer ejercicio, una venda o una toalla en los arco de ambos pies, sosteniendo los extremos de la venda uno con cada mano. Tira de la venda intentando subir los pies con ésta. Mantén esta posición durante  segundos y luego suelta.

Lo más visto

To Top