Cuidado Personal

Elimina el sarro y la placa bacteriana en tan sólo un minuto con este enjuague bucal

El uso de un buen enjuague es una terapia complementaria muy útil para mantener nuestra salud bucal. Los enjuagues bucales permiten eliminar el sarro y las bacterias que hayan escapado del cepillado. El día de hoy, te mostraremos como utilizar un enjuague bucal casero que dejará tus dientes completamente libres de sarro y placa bacteriana.

Otra ventaja importante de usar enjuague bucal en nuestra limpieza dental diaria, es que el uso de éste, no sólo terminará de remover las bacterias y los gérmenes que haya dejado el cepillado, también colaborará de forma considerable a que nuestro aliento permanezca con un olor agradable y fresco durante mayor tiempo.

Enjuague bucal casero para eliminar el sarro de los dientes

El cuidado bucal es una parte importante de nuestra salud. Junto con una buena dieta, el uso de un enjuague bucal eficiente puede colaborar incluso a curar las caries. Si el enjuague que utilizamos es, además, elaborado por nosotros mismos, esto nos brinda algunas ventajas adicionales.

enjuague bucal

A continuación, te enumeraremos algunas ventajas de utilizar diariamente un enjuague bucal elaborado por ti mismo.

Puedes controlar los ingredientes. Si elaboras tu propio enjuague bucal puedes tener el control de qué componentes estás llevando a tu boca.

Es sumamente económico. Elaborar tu propio enjuague bucal puede disminuir a una tercera parte el costo de tu higiene dental, pues los enjuagues que se encuentran en el mercado no suelen ser muy económicos; además, obtendrás resultados iguales o, incluso mejores, que utilizando los enjuagues del mercado.

No estarás utilizando productos químicos sin saberlo. Muchos enjuagues bucales comerciales contienen una gran cantidad de productos químicos tales como: saborizantes, colorantes y preservantes que pueden llegar a ser nocivos para nuestra salud.

Instrucciones para el uso del enjuague casero

Este enjuague es elaborado a base de bicarbonato de sodio. Como sabemos, este producto tiene una infinidad de usos que van desde la cocina hasta la higiene personal, uno de sus usos es para el cuidado dental.

El bicarbonato de sodio, es muy conocido por sus propiedades blanqueadoras y por ayudar a remover las manchas de la dentadura, pero además, tiene propiedades bactericidas que ayudan a eliminar los gérmenes y bacterias que causan el mal aliento.

Ingredientes

  • Una taza de agua fría.
  • Media taza de agua tibia.
  • Media cucharadita de sal.
  • Media taza de agua oxigenada (peróxido de hidrógeno).
  • Una cucharada de bicarbonato de sodio.
  • Cepillo de dientes.
  • Vaso.
  • Palillos de dientes.

Modo de uso

  • En primer lugar mezcla el bicarbonato de sodio con la sal.
  • Sumerge el cepillo de dientes en el agua tibia y luego unta la mezcla de bicarbonato y sal en él.
  • Cepilla tus dientes enérgicamente con la mezcla anterior y escupe la mezcla. Realiza esta operación durante dos minutos.
  • Mezcla el agua oxigenada con el agua tibia y enjuaga tu boca, expulsando luego la mezcla.
  • Con un palillo de dientes retira suavemente el sarro de tu dentadura.
  • Por último, enjuaga con agua fría.

Este procedimiento debes realizarlo dos veces por semana y realizar tu aseo dental regular el resto de los días.

Lo más visto

To Top