Medicina Natural

Esta hierba junto con el hierro mata el 98% del cáncer de mama

Hace un siglo y medio atrás casi no se hablaba del cáncer porque eran muy pocas las personas que padecían esta enfermedad, pero con el paso de los año y el crecimiento del consumo de comidas procesadas, carne y productos lácteos de mala calidad y azúcar refinada, diversas nuevas enfermedades empezaron a aparecer.

Tanto afecciones como enfermedades que rápidamente se transformaron en epidemias. La medicina clásica recién está empezando a referirse a la dieta y al estilo de vida como causantes del cáncer.

Varias personas optan por el tratamiento tradicional para curar el cáncer, pero un porcentaje del 88% de los enfermos generalmente optan por buscar terapias alternativas.

f1

Ciertos remedios a base de hiervas están logrando resultados fabulosos al ser utilizados. Hasta la fuerte droga anticancerígena “taxol” es derivada de la corteza del tejo. Gran cantidad de personas se niegan a ingerir hierbas, debido a que no son controladas por el Departamento Administrativo de Comidas y Drogas (FDA). Para aquellos que tienen interés en hace uso de hierbas, es recomendable que soliciten ayuda a un especialista que lo guíe y les brinde seguridad sobre hierbas que se están ingiriendo, además de dar con la dosis correcta y asegurar que no contengan interacciones malas en combinación con alguna otra medicina que esté tomando durante el tratamiento.

El ajenjo consta de una planta nativa de regiones temperadas tanto en Eurasia como el norte de África, y también se ha comenzado a plantar en en Canadá y el norte estadounidense. En la actualidad también es muy conocida en América Latina.

El ajenjo combinado con el hierro mata el 98% de las células de cáncer mamario

Si al cáncer nos referimos, el ajenjo llegó a ser noticia gracias a su gran  habilidad combativa contra cualquier cáncer ya avanzado y permitir la pronta sanación del cuerpo. Investigadores descubrieron que la “artemisinina” derivada del ajenjo, combinada con hierro destruye el 98 % de las células cancerígenas en apenas 16 horas!

Esta poderosa hierba decrece las células cancerígenas en un 28 %, pero al ser combinada con el  hierro, casi llega a matar completamente las células cancerígenas, sin lastimas las células buenas.

En el convencional tratamiento de cáncer en muchas ocasiones se ataca a las células buenas, generando que el cuerpo tenga que trabajar duramente para volver a generar esas células buenas.

Llevar una dieta basada en plantas y comida viva, y evitando la comida procesada, hará que el cuerpo se alcalinice y le otorgará los nutrientes que el cuerpo precisa para curarse.

Lo más visto

To Top