Medicina Natural

Frutas para tratar el hígado graso

La enfermedad del hígado graso es una condición que se hace presente cuando se acumula una cantidad excesiva de tejido adiposo sobre las zonas hepáticas. Se trata de una enfermedad que ataca a una gran cantidad de personas ya que se encuentra relacionada con el sobrepeso o el consumo de alcohol.

Lo favorable de esta enfermedad es que puede tratarse simplemente cambiando de hábitos alimenticios. En este artículo te enseñaremos cuáles son las frutas que debes incorporar a tu dieta para erradicar la enfermedad del hígado graso. Continúa leyendo para aprender a sanar dicha enfermedad de manera natural y sin gastar de más.

Estas frutas te ayudarán a tratar la enfermedad del hígado graso

hígado graso

Para tratar la enfermedad del hígado graso, lo más recomendable es realizar actividad física a diario, limitar el consumo de alcohol y mantener un peso saludable. Pero además puedes tratarla consumiendo las frutas que te mencionaremos a continuación.

Tamarindo

El tamarindo es una fruta tropical con una gran cantidad de beneficios nutricionales. Esta fruta ayuda a tratar la enfermedad del hígado graso debido a que es un excelente depurativo natural. Asimismo, el tamarindo posee propiedades que sirven para proteger y descongestionar el hígado.

La mejor forma de consumir esta fruta es en infusión. Para prepararla utiliza 30 gramos de hojas secas de tamarindo por cada litro de agua. Para tratar la enfermedad del hígado graso se recomienda consumir tres tazas de té de tamarindo por día.

Limón

El limón es una de las frutas con más cantidad de beneficios para nuestra salud. Así, también sirve para tratar la enfermedad del hígado graso gracias a que favorece el proceso digestivo y ayuda a descomponer las comidas.

Para incorporar sus beneficios debes beber un vaso de jugo de limón y agua mineral todas las mañanas en ayunas. Esto te permitirá comenzar el día con el cuerpo alcalinizado.

Pera

La pera tiene una gran cantidad de beneficios que permiten tratar la enfermedad del hígado graso. En primer lugar, sirve para bajar de peso porque está compuesta básicamente por agua. Además es una fuente rica en fibra dietética que sirve para reducir los niveles de colesterol malo (LDL) en sangre y mejorar el proceso metabólico.

Consume una pera, tanto en jugo como al natural, por día para incorporar todos sus beneficios.

Fresa

Las fresas o frutillas son excelentes aliadas para lograr una buena depuración del hígado. Además, contienen ácidos orgánicos que sirven para desinfectar y desinflamar la zona hepática. Ten en cuenta que, al estar compuestas principalmente por agua, las fresas también sirven para bajar de peso, reducir los niveles de colesterol malo y tratar la hipertensión arterial.

Lo más recomendable es consumir entre 7 y 9 fresas por día. Puedes preparar un jugo de fresas y limón para crear un desintoxicante bien potente.

Ten en cuenta que la enfermedad de hígado graso no siempre presenta síntomas, por lo que deberás consultar a tu médico para establecer un diagnóstico correcto.

Trata la enfermedad del hígado graso mediante el consumo de estas frutas. No olvides compartir el secreto con tus amigos.

Lo más visto

To Top