Medicina Natural

Las células cancerosas se multiplican cuando consumes estos alimentos

No es un secreto que el cáncer es una de las enfermedades más difíciles de tratar y una de las que causa mayores estragos en la población. La medicina moderna ha hecho grandes esfuerzos por encontrar la cura a esta penosa enfermedad; sin embargo, la prevención juega un papel importante, por eso hoy te mostraremos qué alimentos debes dejar de consumir para evitar el crecimiento de las células cancerosas.

A pesar de los numerosos esfuerzos que se han hecho para erradicar esta enfermedad, no se ha encontrado una cura definitiva. No importa si tienes todo el dinero del mundo, simplemente no existe una cura que garantice al 100% la salud de una persona que haya padecido de cáncer. De allí la importancia de enfocarse en la prevención.

Células cancerosas crecen rápido cuando comemos esto

Aunque muchas personas se centran en el carácter hereditario de esta enfermedad; es necesario saber que muchas de las cosas que comemos pueden influir en el desarrollo de la misma. Es cierto que no es el factor determinante, pero se ha comprobado que el consumo de ciertos alimentos puede acelerar el desarrollo de las células cancerosas. Veamos cuales son algunos de estos alimentos.

células cancerosas

Salmón en lata

Ciertas investigaciones aseguran que el salmón en lata antes de llegar a la lata, pasa por un proceso químico que lo somete a sustancias que pudieran estimular la formación de células cancerosas. Por ello, te recomendamos evitar al máximo el consumo de este alimento.

Tomates en lata

Algunas marcas de tomates enlatados contienen una sustancia llamada bisphenol-a, también conocido como BPA. No hay manera de saber cuáles enlatados los contienen, por ello te recomendamos no consumir ninguna marca de tomates en lata.

Carnes procesadas

Las carnes procesadas contienen una gran cantidad de nitratos de sodio, esta sustancia estimula el crecimiento de células cancerosas. Por ello, evita consumir: salchichas, salamis, embutidos y carnes enlatadas.

Refrescos o bebidas gaseosas

El consumo de gaseosas incrementa considerablemente el nivel de azúcar en la sangre, esto dispara la producción de insulina. Este proceso te hace más susceptible a asimilar las sustancias dañinas presentes tanto en el refresco, como en otros alimentos.

Palomitas de maíz de microondas

Este snak tan delicioso y práctico contiene un químico llamado perfluorooctanoic. Esta sustancia es sumamente dañina para el estómago y afecta la digestión. Por si fuera poco, hay estudios que sugieren que este químico puede estar relacionado con la presencia de cáncer de páncreas y riñón.

Alimentos modificados genéticamente

Estos son productos que han sido alterados genéticamente para obtener las características de otros alimentos o para potenciar características de la misma especie. Escoge siempre consumir alimentos orgánicos.

Papas fritas empaquetadas

Las papas fritas en bolsa contienen un compuesto llamado acrylamide que ha sido relacionado con la presencia de cáncer.

Azúcar procesado

El azúcar refinado altera en gran manera la producción de insulina. Esta condición favorece la formación de células cancerosas.

Carnes rojas en altas cantidades

Ciertos estudios demuestran que las carnes rojas favorece la formación de cáncer de colon y de próstata. En especial los hombres, deben evitar el consumo de este tipo de carne. Incluye en tu dieta más bien proteínas magras saludables provenientes del pollo y el pescado.

Lo más visto

To Top