Medicina Natural

Los 3 Remedios Naturales más efectivos para blanquear los dientes

Tener los dientes blancos puede hacer que cualquier persona parezca más atractiva, saludable y más joven. Muchas personas evitan reir en público porque son conscientes del color de sus dientes.

Los dientes pueden convertirse gradualmente en amarillos debido al envejecimiento, factores hereditarios, la mala higiene dental, o el consumo excesivo de té, el café, el tabaco y los cigarrillos.

Además, las altas dosis de antibióticos, las condiciones climáticas, la infección y el metabolismo inadecuado pueden contribuir a la decoloración de los dientes.

A menudo, las personas buscan tratamiento profesional para eliminar el tinte amarillo de sus dientes, pero este tipo de tratamientos llevan tiempo y pueden ser costosos.

3 Remedios para restaurar el blanco de los dientes

dientes-blancos

Si desea deshacerse de los dientes amarillos, puede probar algunos remedios naturales. Hay muchos ingredientes de cocina que puedes utilizar para restaurar el blanco de tus dientes. A continuación te mostramos los más efectivos.

1.Cascara de naranja

La limpieza de sus dientes con cáscara de naranja fresca de forma regular reducirá el tinte amarillo acumulado en los dientes.

Solo debes frotar la piel de naranja sobre los dientes todas las noches antes de ir a dormir. La vitamina C y calcio en la piel de naranja ayudan combatir los microorganismos durante toda la noche. Haga esto por un par de semanas y te darás cuenta de resultados efectivos.

Recuerda que debes utilizar la cascara fresca de la naranja.

2. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es uno de los mejores ingredientes que se pueden utilizar para deshacerse de los dientes amarillos. Este además ayudará a eliminar la placa y hacer que sus dientes recuperen el blanco brillante.

Mezcle un cuarto de cucharadita de bicarbonato de sodio con un poco de pasta de dientes. Cepille sus dientes con esta mezcla arenosa y enjuague con agua tibia. Utilice una o dos veces a la semana. Alternativamente, usted puede combinar bicarbonato de sodio con el jugo de limón, vinagre blanco, o peróxido de hidrógeno.

Usted puede hacer un enjuague bucal blanqueador mezclando una cucharada de bicarbonato de sodio y una cucharadita y media de de peróxido de hidrógeno con una taza de agua fría. Enjuague con el enjuague bucal dos o tres veces al día.

También puede frotar los dientes suavemente durante al menos dos minutos con bicarbonato de sodio diluido. Haga esto dos veces en la primera semana, y luego cada 15 días. Es fundamental tener en cuenta que el exceso de uso de bicarbonato de sodio puede pelar los dientes de su esmalte natural.

3. Limón

La propiedad blanqueadora presente en limones también puede ayudar a deshacerse del tono amarillo en los dientes. De hecho, hacer gárgaras con jugo de limón y lavar los dientes con cáscara de limón es una de las mejores maneras de hacer que sus dientes sean blancos de nuevo.

  • Mezclar unas gotas de zumo de limón y un poco de sal.
  • Aplicar la mezcla sobre las manchas en los dientes y frote vigorosamente la pasta sobre los dientes y las encías.
  • Dejar actuar durante unos minutos y luego enjuague la boca con abundante agua.
  • Haga esto dos veces al día durante dos semanas para deshacerse del sarro y el tinte amarillo.

Siga estas recomendaciones y podrá recuperar el color blanco de sus dientes de forma natural y económica.

Lo más visto

To Top