Cuidado Personal

Por qué es importante orinar después de tener relaciones sexuales

Tener relaciones sexuales placenteras no sólo depende del placer obtenido en el propio acto; también es necesario prestar atención a la salud en general, por ello debemos cuidarla correctamente. Para cuidar de nuestra salud, es necesario estar atentos a las formas como nuestro cuerpo nos habla y realizarnos periódicamente controles y estudios médicos que nos permitan prevenir o atacar las enfermedades.

Según ciertos especialistas, tener relaciones sexuales frecuentemente, puede ayudar a prevenir un gran número de enfermedades. Hoy explicaremos como el sexo puede repercutir positivamente en nuestro organismo y también porqué es importante orinar después del acto sexual, sobre todo en el caso de las mujeres.

Relaciones sexuales: ¿por qué orinar después del acto?

Investigaciones demuestran que la micción ayuda a expulsar del organismo, las bacterias presentes en la uretra, el área genital y anal; por ello, la micción frecuente puede ayudar a evitar infecciones en el tracto urinario. Si se orina después de tener relaciones sexuales, es probable que se reduzca el riesgo de contraer infecciones urinarias o vaginales al eliminarse algunas de las bacterias de la zona.

relaciones sexuales

Las mujeres se encuentran más propensas a las infecciones en la zona genital, debido a otra característica peculiar de su fisonomía. En el caso de los hombres la eyaculación se realiza a través de la uretra, mientras que en el caso de las mujeres no es así. De manera que las mujeres no tienen la posibilidad de arrastras bacterias y microbios que suelen intercambiarse durante las relaciones.

Por lo tanto, sólo a través de la micción, las mujeres podrían liberar la zona genital de estos agentes patógenos. De allí la recomendación de orinar después de tener relaciones sexuales. Eso sí, es importante hacerlo antes de los 45 minutos después de la penetración, ya que transcurrido este tiempo, las bacterias suelen alojarse en la zona y es más difícil deshacerse de ellas.

Otro punto clave para prevenir las infecciones y las enfermedades de transmisión sexual es el uso del preservativo. Es importante recordar, que tanto las infecciones como las enfermedades de transmisión sexual pueden perjudicar gravemente la salud.

Tener una adecuada higiene en la zona genital, también es vital para evitar infecciones. Se recomienda asear la zona genital antes y después del acto sexual, de esta manera se reduce considerablemente la posibilidad de adquirir infecciones y se puede disfrutar más plenamente de las relaciones sexuales.

Algunas mujeres son más propensas que otras a sufrir de este tipo de infecciones o padecen de cistitis frecuentes; en este caso, es de vital importancia el aseo correcto de la zona íntima. Se recomienda lavar la zona con agua y jabones de PH neutro después del acto sexual.

En el caso de que sientas picazón o ardor en la zona íntima, ardor al orinar o algún tipo de inflamación o enrojecimiento en los genitales, es importante que consultes a un especialista lo antes posible. Recuerda que toda enfermedad tratada a tiempo puede ser curada, pero cuando esto no es así, pueden ocurrir un gran número de complicaciones.

Lo más visto

To Top