Medicina Natural

Piernas hinchadas: causas y remedios.

La hinchazón en las piernas suele ser muy molesta y se da principalmente en las mujeres, ésta puede presentarse en la pierna entera o sólo en algunas partes como los tobillos o los pies.

Las piernas hinchadas causan sensación de cansancio, hormigueo y muchas veces provocan dolor. La hinchazón de piernas no es una enfermedad en sí, sino que es un síntoma al que debemos estar alerta ya que puede indicarnos la presencia de algún problema en la salud.

Causas de las piernas hinchadas

Hinchazon-500x322

Algunas veces el problema de hinchazón en las piernas suele darse por el calzado, por utilizar durante varias horas zapatos que nos ajustan mucho y no nos permiten tener una buena circulación, también en aquellas que sufren de sobrepeso, que tienen obstrucción de ganglios linfáticos o que consumen ciertos medicamentos como pastillas anticonceptivas, medicamentos para la depresión, etc.

Las personas que trabajan de pie y pasan varias horas en la misma posición también muchas veces suelen presentar hinchazón en sus piernas.

Otras causas comunes pueden ser la falta de ejercicio físico, el período menstrual en el caso de las mujeres que muchas veces provoca retención de líquidos en los tobillos y pies o también el consumo de sal puede ser una de las causas.

El exceso de toxinas en los intestinos, problemas en los riñones, las várices, venas débiles o la artrosis son otras de las posibles causas de hinchazón en las piernas.

Remedios para las piernas hinchadas

Al notar las piernas hinchadas lo más recomendable es ir a una consulta con un médico, quien pueda descartar que el motivo sea alguna enfermedad grave relacionada con el riñón o con el corazón. Si la hinchazón se da por alguno de estos motivos se procederá de una manera distinta a que si esto fuera provocado por causas más leves. Una vez que el médico determine el por qué de la hinchazón podrás comenzar a tener en cuenta ciertos consejos para aliviar más rápidamente este síntoma.

¿Qué dieta puedo seguir?

La hinchazón demuestra que no se está teniendo una buena alimentación, por eso es importante revistar la dieta y hacer los cambios necesarios para que el cuerpo deje de acumular toxinas y los tejidos dejen de dañarse.

Se recomienda eliminar o disminuir las cantidades de sal en las comidas. También se deben quitar de la dieta a productos realizados con harinas refinadas, frituras, condimentos fuertes, carnes rojas, lácteos, mostaza, vinagre y alimentos demasiado dulces.

La dieta depurativa es la mejor opción ya que nos ayudará a eliminar los deshechos que se han acumulado en nuestro cuerpo y nos impiden un buen funcionamiento de nuestros sistemas y órganos.

¿Cómo depurar mi organismo? Pues es realmente muy fácil, debes comenzar por una buena hidratación, intenta tomar unos 3 litros de agua diariamente. Si no estás acostumbrado a ello puedes comenzar de a poco.

Al levantarte todas las mañanas bebe un vaso de zumo de limón en ayunas y luego de unos minutos puedes desayunar una fruta  junto con leche de avena. En el almuerzo se recomienda comer muchas verduras, por eso puedes optar por ensaladas, sopas de vegetales, berenjenas al horno, etc.

Para la cena puedes preparar un rico salmón al horno y de postre unas rodajas de piña, también son muy buenas las zanahorias con jugo de limón, la remolacha y las tostadas de pan integral. Frutas como manzana y uva son muy buenas para lograr una buena depuración. Intenta llevar esta dieta por al menos una semana.

Ejercicio para evitar la hinchazón

Circulacion

Es importante mantenerse activo, ya que al no ejercitar al cuerpo las venas se vuelven frágiles y los órganos no funcionan correctamente. La circulación empeora en aquellas personas que llevan una vida sedentaria, provocando sensación de pesadez y acumulación de líquidos.

Dedica al menos una hora por día a realizar ejercicios, ya sea caminar, ir a natación, sube escaleras o anda en bicicleta, así tus venas se fortalecerán y todo tu cuerpo en general funcionará mucho mejor.

Descansar las piernas también es imprescindible para evitar la hinchazón, para ello debes colocarlas en alto. Puedes hacerlo en una pared, en una silla o donde te resulte más cómodo. Así la sangre no se quedará estancada y comenzará a circular. Son muy buenos también los masajes con aceite de oliva o con almendras y los baños de pies con agua tibia junto a un puñado de sales de mar.

Lo más visto

To Top