Medicina Natural

Jugo para limpiar el hígado y purificar la sangre en 7 días

Si quieres purificar la sangre y que tu hígado funcione de manera óptima, este magnífico jugo es la mejor opción. Es muy fácil de preparar, económico y lo más importante, contiene una  combinación de las verduras más apropiadas para llegar al fin deseado.

Para elaborar este potente jugo debemos utilizar un extractor y no una licuadora, ya que lo que necesitamos es la esencia de sus ingredientes y no su fibra. Para lograr un resultado óptimo y purificar la sangre de una manera rápida y segura, debe ser ingerido tres veces por día durante 7 días consecutivos.

El jugo que te ayudará a limpiar el hígado y purificar la sangre

purificar la sangre

A continuación te proporcionaremos una detallada descripción de las propiedades de cada uno de los ingredientes de este fabuloso licuado., que te ayudará a limpiar tu hígado y purificar la sangre.

Ingredientes:

  • 3 remolachas
  • 12 zanahorias
  • 3 manzanas
  • 5 a 8 rábanos
  • 6 o 7 ramitas de apio
  • 3 dientes de ajo

Remolacha: es muy rica en hierro, que resulta imprescindible para la producción de hemoglobina, necesaria para originar los nuevos glóbulos rojos. Contiene ácido fólico, que es un gran antioxidante natural y es ideal para prevenir enfermedades del corazón.

La remolacha depura la sangre ya que es un alcalinizante que elimina la acidez corporal y ayuda al hígado en su función depurativa hecho que la hace muy conveniente para las personas que padecen enfermedades de este órgano.

Zanahoria: rica en carbohidratos, betacarotenos, fósforo, calcio y ácido fólico. Los betacarotenos son  sustancias que el hígado transforma en vitamina A y favorecen la buena salud del sistema cardiovascular. Tiene propiedades antioxidantes y su ingestión nos protege de la acción de los radicales libres que atacan nuestras células produciendo enfermedades degenerativas que provocan una mala circulación sanguínea.

Protege nuestras arterias de la arteriosclerosis y nos ayuda a disminuir el colesterol. Es también un alcalinizante que nos ayuda a depurar la sangre y controlar la concentración de azúcares en la misma, por lo que es ideal para el control de la diabetes.

Manzana: además de aportar un sabor dulce al jugo, tiene propiedades diuréticas y depurativas de la sangre dado su alto contenido en cistina y arginina por lo que resulta muy apropiada para eliminar las toxinas que se almacenan en el cuerpo y es adecuada para tratar enfermedades como el ácido úrico y la gota.

Es rica en vitaminas y antioxidantes, regula el tránsito intestinal, ayuda a regular el colesterol y a tratar la areriosclerosis.

Rábano: contiene altas cantidades de vitamina C, uno de los antioxidantes mas importantes de la dieta para purificar la sangre, ya que ayuda a eliminar las toxinas que se acumulan en nuestro organismo por el consumo de productos manufacturados, muy perjudiciales para la salud.

Estimula las secreciones digestivas y mejora la flora intestinal, su consumo habitual mejora el funcionamiento del hígado. A las personas sometidas a quimioterapia se les indica el consumo del jugo de este vegetal debido a sus propiedades regenerativas y antioxidantes. Es un gran estimulante biliar por lo que ayuda a realizar la digestión y refuerza el hígado. También es diurético, porque ayuda a eliminar líquidos del cuerpo al aumentar la micción.

Apio: Es nn alimento ideal para purificar la sangre, ya que es rico en vitaminas y favorece el control de la glucemia en diabéticos, tiene una gran capacidad de remineralizar el organismo por su contenido en potasio, sodio, calcio, zinc, magnesio, hierro, azufre, fósforo, manganeso, cobre, aluminio, y silicio. Además es uno de los principales diuréticos que tenemos en la naturaleza.

Tiene propiedades antibacterianas y es muy útil para las personas que tiene problemas de hígado dado que al eliminar toxinas ayuda a éste órgano a depurar la sangre. Resulta un poderoso aliado para mejorar la circulación ya que reduce el colesterol, elimina el ácido úrico y evita la aparición de enfermedades cardiovasculares como la hipertensión ya que reduce la tensión arterial al suprimir la producción de las hormonas causantes de su elevación.

Ajo: es un gran antioxidante, favorece la circulación y tiene propiedades antitrombóticas, es adecuado para fluidificar la circulación sanguínea y purificar la sangre, además ayuda a evitar las siguientes enfermedades circulatorias: arteriosclerosis, hipertensión, colesterol, infarto de miocardio, angina de pecho y hemorroides.

Una mejor circulación permite mayor aporte de oxígeno a las células y una mayor limpieza de las toxinas celulares. Favorece la eliminación de líquidos y es un gran bactericida y fungicida. Ayuda en la digestión ya que estimula el hígado, la vesícula y el páncreas.

Veamos ahora los pasos para preparar este delicioso y nutritivo jugo:

Paso 1: Se pasa la remolacha por la juguera, y luego se coloca el jugo resultante en un recipiente de un litro aproximadamente.

Paso 2: Se repite la operación con las zanahorias y luego se agrega el jugo a la jarra que contiene la remolacha.

Paso 3: Repetimos la operación para los ingredientes restantes, siempre agregando el jugo de los mismos a la jarra que contiene la mezcla hasta finalizar la misma.

Nota: Es conveniente agregar los ajos a la procesadora junto al jugo del apio ya que son muy pequeños.

El secreto de este grandioso jugo está en las propiedades de cada uno de sus ingredientes y en la forma que los mismos, unidos, potencian sus efectos benéficos. Ya lo sabes entonces, si quieres cuidar tu cuerpo y purificar la sangre, tómalo 3 veces al día.

Lo más visto

To Top