Medicina Natural

¿Qué hacer cuando se tiene hemorroides?

Las hemorroides son venas situadas en el recto y en el ano que se inflaman causando molestia; tanto las hemorroides internas como externas son dolorosas, incomodas y pueden llegar a generar sangrado.

En los casos en que los pacientes sufren de hemorroides crónicas o en los que las hemorroides llegan a adoptar un gran tamaño es necesario recurrir a cirugía para poder curarlas, sin embargo existen formas de evitar llegar a necesitar esta medida extrema. Con tratamientos naturales y hábitos adecuados se pueden controlar las hemorroides.

Remedios caseros para aliviar las hemorroides

Existe una hierba llamada brusco reconocida por sus propiedades vasoconstrictoras y antiinflamatorias; la cual se utiliza en tratamientos para las varices y las hemorroides. Puedes aprovechar sus virtudes tomando una infusión realizada con una taza de agua y una cucharada de esta hierba,  dejándola reposar por 15 min, puede endulzar con miel. No se recomienda para personas hipertensas ni embarazadas. También puedes encontrarla en capsulas.

Otra forma de aliviar los síntomas de las hemorroides es colocando directamente una bolsita de te en la zona afectada, el alivio será inmediato. También puedes realizar el mismo procedimiento con hamamelis, hierba con propiedades astringentes que ayudara con la inflamación, el sangrado y el dolor.

Igualmente efectivo es colocar sales de Epson en tu bañera con agua caliente  y sentarse en ella por 20 minutos para aliviar la irritación y el dolor.

Hábitos saludables para controlar las hemorroides

Fibra

Lo primero que debes considerar si deseas aliviar las hemorroides es ingerir mucha fibra, al menos 30 gr diarios, esto facilitara la ida al baño al reducir la presión que se ejerce al evacuar y que es una de las principales causas de la inflamación de las hemorroides.  Agregar la fibra a nuestra dieta diaria, agregando salvado de trigo a los alimentos y bebidas, ingiriendo productos integrales y frutas ricas en fibra como el mango, incluyendo su cascara.

Habituarse a realizar ejercicios diariamente, al menos 30 min al día ayudaran a mejorar los procesos digestivos.

Es importante ir al baño en lo que se sienta ganas, aguantar o retener por mucho tiempo ejerce presión sobre estas venas causando que se inflamen. Lo ideal es evacuar 1 vez al día habituando el cuerpo a realizarlo a la misma hora, tomándose el tiempo que sea necesario. Al terminar es recomendable utilizar toallitas húmedas, de las que se usan para los bebes, para mantener el área aseada.

Si te sientes incomodo y aun realizando estas recomendaciones no ves mejoría, es importante que asistas con tu medico de confianza para que te trate antes de que sea necesaria cirugía.

Lo más visto

To Top