Medicina Natural

Razones para congelar la sábila

Las propiedades del Áloe Vera, también llamada sábila, son bastante conocidas alrededor del mundo. Muchas personas, poseen una planta de áloe vera en su casa; sin embargo, otras tantas, compran la hoja de la planta a fin de aprovechar sus propiedades. Hoy aprenderemos como podemos aprovechar mejor los beneficios de esta planta al congelar la sábila.

Seguramente haz notado que al manipular la hoja de sábila la mayoría de la sustancia gelatinosa que la cubre, se escurre en tus manos. Por ello, una forma perfecta de poder manipular mejor la planta y conservarla e congelándola. Al congelar la sábila, podrás conservar sus propiedades intactas por más tiempo, además es una forma muy buena de tener esta planta a tu alcance para utilizarla con fines medicinales y hasta de primeros auxilios.

Congelar la sábila: razones para reservar Áloe Vera en tu refrigerador

Para congelar la sábila, sólo debes prestar atención a las siguientes recomendaciones e instrucciones. Sigue leyendo atentamente.

Congelar la zábila

Necesitarás:

  • Una hoja grande de Áloe Vera.
  • Una hielera grande para hacer cubitos de hielo.
  • Un cuchillo.
  • Una cuchara.

Preparación

  • Toma la penca de sábila y con el cuchillo, retira toda la cubierta superior.
  • Con la cuchara, ve sacando poco a poco el gel y colocándolo cuidadosamente en la hielera. Puedes utilizar las manos a fin de moldear el gel, de manera que pueda adaptarse a los espacios vacíos.
  • Luego, lleva la hielera al congelador.
  • Podrás conservar de forma perfecta y práctica esta planta.
  • Si deseas aumentar aún más la eficacia de esta planta puedes agregar unas goticas de limón en cada espacio de la hielera. También puedes añadir vitamina E a fin de agregar más propiedades a estos cubitos mágicos.

Cómo utilizar los cubitos de sábila congelada

Al congelar la sábila, contarás con un ingrediente perfecto para tu botiquín de primeros auxilios. Algunos de los usos que puedes darle son:

  • En caso de quemaduras. Pasa un cubito de sábila en la zona afectada inmediatamente después de recibir la quemadura.
  • Para curar ampollas causadas por el calzado.
  • Para tratar el acné.
  • Utiliza un cubito de sábila para elaborar mascarillas caseras. En este caso, deja el cubito de sábila en un envase hasta que se descongele y luego mézclalo con los ingredientes de tu preferencia.
  • Ante un golpe, puedes utilizar un cubito y colocarlo sobre la zona inflamada.
  • Para tratar el estreñimiento puedes añadir un cubito de sábila en tu batido favorito.
  • También para tratar el estreñimiento puedes preparar una infusión con él. Para ello, simplemente calienta una taza de agua y añade el cubito de hielo hasta que se derrita, puedes endulzar con algo de miel y agregar unas gotas de zumo de limón. Al beber esta infusión durante una semana podrás notar enormes beneficios.

Como ves, las propiedades y usos que puedes darle a la sábila congelada son muchísimos. Por eso, no dejes de poner en práctica este sencillo truco y mantén todos los beneficios de esta maravillosa planta al alcance de tu mano.

Esperamos que este artículo te haya ayudado. No olvides compartirlo en las redes sociales con tus amigos y familiares.

Lo más visto

To Top