Medicina Natural

Remedio casero y natural para eliminar dolores de osteocondritis

Padecer dolores de osteocondritis es lo peor porque no te permite realizar tus actividades cotidianas ni disfrutar de los placeres diarios porque se ven opacados por el dolor. Pero no te preocupes porque con este remedio que te enseñaremos a preparar eliminar el dolor de manera absolutamente natural y sin gastar de más.

La osteocondritis es el conjunto de enfermedades que destruyen el tejido óseo. Debido a que afecta el crecimiento de los huesos, es más común en niños y adolescentes pero también puede atacar a adultos. Se caracteriza por provocar intensos dolores, aumento de la sensibilidad e hinchazón en la zona afectada.

Si padeces de dolores de huesos, continúa leyendo y aprende todo sobre esta mezcla hecha a base de sal marina y aceite vegetal que si la aplicas sobre la zona dolorida podrás deshacerte del dolor por varios años. No pierdes nada con intentarlo.

Remedio casero y natural para eliminar dolores de osteocondritis

combatir dolores

Si bien cualquier área del cuerpo puede ser afectada por los dolores de osteocondritis, hay ciertos huesos que son más propensos como los de la cadera, los pies y los codos. Sus causas pueden estar relacionadas a traumatismos, procesos reumáticos, tuberculosis, síndromes tusigénicos, realizar demasiados esfuerzos físicos o sufrir caídas severas.

Este poderoso remedio es muy sencillo de preparar y requiere de pocos ingredientes para su preparación. ¡Te sorprenderás de cuán efectivo es!

Ingredientes

  • 10 cucharadas de sal marina
  • 20 cucharadas de aceite vegetal sin refinar

Preparación

  1. Pon 10 cucharadas de sal marina y 20 cucharadas de aceite en un frasco con tapa
  2. Mezcla bien hasta que ambos ingredientes se hayan integrado
  3. Cierra el frasco, guárdalo en una zona a temperatura ambiente por 5 días y al cabo de esos días ya estará listo

Modo de uso

Para que este remedio sea efectivo contra los dolores, aplica esta mezcla por la zona afectada masajeando vigorosamente por aproximadamente 3 minutos. Paulatinamente tienes que ir aumentando la cantidad de minutos en que te das el masaje hasta llegar a 20 minutos. Luego de masajear limpia la zona con una toalla para eliminar los restos.

Si notas alguna irritación tras aplicar el masaje, luego limpia el área con un paño seco y espolvorea con una gran cantidad de talco para bebés o pieles sensibles. Además, si sientes sueño profundo o mareos mientras aplicas el masaje, aunque esto es infrecuente, debes suspender inmediatamente su uso.

Los beneficios de este masaje se ven en que estimula la circulación de la sangre y favorece la regeneración muscular de los cartílagos y los tejidos óseos. Asimismo, ayuda a restablecer el flujo sanguíneo en la columna vertebral, combate los dolores de cabeza y mejora tu visión. Por esta razón, si masajeas las zonas afectadas por al menos 10 días notarás maravillosos cambios y verás cómo tus dolores desaparecen fácilmente.

De todos modos, si sientes dolores óseos te recomendamos hacer una visita a tu médico para descartar que padezcas cualquier otra enfermedad.

Este masaje es muy beneficioso para combatir los dolores. Compruébalo por ti mismo aplicándolo en las zonas afectadas durante 10 días y verás.

Lo más visto

To Top