Medicina Natural

Remedios caseros para el dolor de huesos

Muchas personas afirman que el dolor de huesos no existe sino que lo que duelen son las articulaciones. Pero otros creen que es mediante este dolor que se puede descubrir el cáncer en los huesos también posibles fisuras o fracturas.

Son muchas también las personas que aseguran predecir el mal tiempo cuando sienten dolor en sus huesos. Es importante estar alerta ante estas molestias  ya que para un buen funcionamiento del organismo es muy importante que los huesos estén fuertes y sanos.

Posibles causas del dolor de huesos

Dolor-de-huesos

Generalmente decimos que sentimos dolor en los huesos pero éste es propio de las articulaciones, como en la artrosis. Suele generarse por el desgaste del cartílago que al no tener la dimensión necesaria hace que los huesos rosen entre ellos.

El desgaste de las articulaciones puede producirse en cualquier parte del cuerpo como las manos, los hombros, el cuello, la cintura o las rodillas.

Dolor-riñon

Hacer fuerza levantando objetos pesados, acumular tensiones o tener mala postura son algunas de las causas que generan dolores en la espalda, principalmente en la zona lumbar.Una hernia de disco también puede causar dolores, cuando se encuentra en la zona lumbar es posible que el dolor llegue hasta las piernas y la parte baja de la espalda. En cambio si la hernia se encuentra en la zona alta de la espalda, el dolor se extenderá hasta brazos y hombros.

Algunos consejos para aliviar el dolor

La naturaleza nos proporciona una gran cantidad de elementos que afortunadamente al ser ricos en propiedades pueden ayudarnos a curar enfermedades.

La Reina de los prados o Ulmaria es una planta que ayuda a aliviar los dolores en las articulaciones, ya que es anti inflamatoria, diurética y anti coagulante. Es ideal para eliminar cálculos renales, acido úrico y urea. Hay que ser cauteloso y no consumirla en grandes cantidades, tampoco proporcionársela a niños ni personas que no puedan tomar anti coagulantes.

Esta planta es utilizada para realizar infusiones, se debe utilizar unos 2 gramos de las flores secas y colocarlas en agua hirviendo, dejarlas allí reposar y una vez listo puedes colocarla en un recipiente o botella y beber la preparación luego de cada comida. Se puede utilizar también para realizar baños en el área donde sienta dolor, agregando 25 gramos de flores en un litro de agua hirviendo o puedes colocarla en compresas.

La cola de caballo es una de las plantas con mayor cantidad de propiedades, incita a la creación de tejido oseo y conjuntivo, aumentando la generación de cartílago de las articulaciones. También es ideal para cicatrizar luego de haber sufrido una fractura, fisura o para la osteoporosis. Debes dejar que hierva durante algunos minutos dentro de un recipiente con agua hirviendo, luego de colarla puedes beber al menos una taza diariamente.

La ortiga es una planta diurética, estimula a la eliminación de aquellos líquidos que se acumulan en las articulaciones inflamadas. Debes colocarla en agua hirviendo por unos 10 minutos y colarla luego de haberla dejado reposar por varios minutos. Se deben beber unas 3 tazas al día.

romero

Para uso externo, la mejor opción para curar el dolor de huesos es realizar aceite esencial de eucalipto (20 cc) disuelto en agua (1 litro) y realizar fricciones sobre la zona dolorida. Puedes utilizar también aceite de romero o de manzanilla, estos se aplican sobre el área de dolor sin disolver en agua.

Las plantas nombradas anteriormente son sin duda una excelente opción para aliviar el dolor en los huesos, pero ten en cuenta que siempre es importante consultar a un especialista en el tema.

Lo más visto

To Top