Medicina Natural

Remedios caseros para tratar el dolor renal

Los riñones son los órganos encargados de la filtración, absorción y reabsorción del agua, sales e iones que llegan para la producción de orina, se encuentran ubicados en la parte posterior del abdomen, uno a cada lado de la columna vertebral. Por diferentes factores, como infecciones, cálculos renales  o cualquier otra afección éstos podrían llegar a producir dolor en la parte baja de la espalda. Este dolor suele ser agudo y abarca el área desde la última costilla hasta los glúteos, pudiendo incluso reflejarse en las caderas y la ingle.

El dolor renal, dependiendo de su causa, suele estar acompañado de otros síntomas, como dolor o molestias  al orinar, sangre en la orina, fiebre y escalofríos. Si presentas uno o más de estos síntomas debes acudir al médico ya que podría tratarse de un problema grave que requiera atención médica inmediata.

Remedios naturales para tratar el dolor renal

dolor renal

Si bien la mejor opción es acudir a un profesional de la medicina para descubrir qué factor está produciendo el dolor renal, existen varios métodos naturales para aliviar esta dolencia, que, no son una alternativa, si no más bien una terapia adicional, recuerda que es recomendable, en estos casos, consultar con el doctor antes de auto medicarte; acá te mencionamos algunos:

1° Beber abundante agua para combatir el dolor renal

El consumo de abundante agua no solo nos mantiene hidratados, sino que también ayuda a diluir la orina, evitando así que los minerales y sales se agrupen y se formen cálculos renales. Este vital líquido además elimina las toxinas de nuestro cuerpo.

Para el tratamiento de los dolores renales, especialmente el producido por cálculos o infecciones se suele hacer una terapia que consiste en: Una vez notes que las molestias están a punto de comenzar comienza a beber abundante agua limpia y filtrada (de 1 a 1½ litros).

Aunque éste método suele ahuyentar los cálculos renales, es recomendable consultar previamente a un medico para que evalúe tu problema renal.

2° Jugo fresco de limón para el dolor renal

El acido acético encontrado en los frutos cítricos favorece a disolver y destruir los cálculos renales, es por ello que es uno de los mejores remedios caseros para tratar estás afecciones, sin embargo, algo que pocos saben es que es recomendable ingerirlo fresco. Acá te mostramos algunas maneras para tratar las dolencias renales usando ésta maravillosa fruta:

Toma un limón fresco y mezcla su zumo en un vaso de agua limpia y filtrada. Esto es recomendable para comenzar el día por la mañana.

Cuando sientas que las molestias están a punto de comenzar agrega cuatro cucharadas de zumo de limón en un vaso con agua, si tu cuerpo lo asimila de la manera correcta el dolor puede desaparecer en aproximadamente veinte minutos.

Otra forma de aprovechar el limón para el tratamiento de dolores renales es mezclando cuatro cucharadas de limón con cuatro de aceite de oliva crudo. Esto claro si puedes soportar ingerir tal cantidad de aceite, pues para algunas personas es difícil.

3° Té de diente de león para hacerle frente al dolor renal

El diente de león es una hierba con propiedades diuréticas que favorece la producción de orina, por lo tanto ayuda a prevenir la formación de piedras y a vaciar los riñones para así aliviar los dolores. Su preparación es muy sencilla, sigue los siguientes pasos:

Ingredientes:

  • 1-2 Cucharadas de hojas secas de diente de león
  • 1 taza de agua caliente (hervida)

Preparación:

Añade las hojas secas en el agua caliente y deja reposar por un período de 10 a 15 minutos. Luego filtra el té con un colador para eliminar los restos de hojas. Puedes beber dos o tres tazas al día.

4° Té de semillas de sandía para tratar el dolor renal

La sandía es una fruta muy usada para este tipo de tratamientos, sin embargo, algo que pocos conocen y que se puede aprovechar para aliviar el dolor y estimular los riñones es su semilla. Estás semillas funcionan cómo diurético y ayuda a mantener los riñones limpios así como la vejiga urinaria. Para prepararlo sigue los siguientes pasos:

Ingredientes:

  • 1 cucharada de Semillas de sandía (molidas o cortadas)
  • 2 tazas de Agua caliente (hervida)

Preparación:

Coloca las semillas de sandía en un recipiente y vierte el agua hervida sobre ellas. Deja reposar hasta que se enfríe y fíltralo con un colador para eliminar los restos de semillas. Puedes beber este té una vez al día durante tres días a la semana.

5° Té de semillas de apio para combatir el dolor renal

El apio actúa directamente en los riñones ayudando a la eliminación de desechos, al igual que el diente de león, éste ayuda a la producción de orina que mantiene limpios los riñones y por lo tanto a alivia los dolores. El apio posee propiedades antifúngicas que es efectiva para la eliminar bacterias, lo que es ideal para el tratamiento de infecciones renales. Puedes preparar tu propio té de semillas de apio siguiendo los pasos a continuación:

Ingredientes:

  • 1 cucharada de semillas de apio previamente molidas.
  • 1 taza de agua caliente (hervida)

Preparación:

Su preparación es igual al té de semillas de sandía; coloca las semillas molidas en un recipiente, vierte sobre ellas el agua hervida y deja enfriar, filtra en un colador y está listo para beber. Es recomendable hacerlo 1 vez al día durante tres días.

Advertencia: El apio es también un estimulante uterino, debido a esto las mujeres embarazadas no deben ingerir este té. Este té también puede generar retrasos en la menstruación.

Todos estos métodos prácticos y sencillos de realizar pueden ayudarte a aliviar el dolor renal o a prevenir la aparición de ellos, sin embargo, recomendamos visitar previamente a un especialista de la medicina para así descartar afecciones graves que necesiten intervención médica.

Lo más visto

To Top