Medicina Natural

Tratamientos naturales para tratar el glaucoma

¿Visitaste a tu oftalmólogo y te dijo que padeces de glaucoma? En este artículo te enseñaremos qué es esa enfermedad y cómo tratarla naturalmente.

El glaucoma, también conocido como tensión ocular, es una enfermedad de los ojos caracterizada por el aumento de la presión intraocular como consecuencia de la falta de drenaje del líquido ocular, lo cual lastima al nervio óptico y, si no se trata, puede llevar a la ceguera. De hecho, el glaucoma es la segunda causa de ceguera en los Estados Unidos.

Existen cuatro tipos principales de glaucoma: el glaucoma de ángulo abierto (es el más común), el glaucoma de ángulo cerrado, el glaucoma congénito y el glaucoma secundario. Es de destacar que la mayoría de las personas que la padecen no presentan síntomas en las primeras fases de la enfermedad. No obstante, cuando el paciente ya sufre de un glaucoma avanzado, aparecen síntomas como defectos en el campo visual y pérdida progresiva de la visión.

Debido a su progresivo avance y a la casi inexistencia de síntomas, el glaucoma solo puede ser diagnosticado con una visita al médico oftalmólogo, quien le realizará diversos estudios para determinar si padeces o no de glaucoma. Si ya realizaste esta visita y el médico te explicó que tienes glaucoma, sigue leyendo este artículo para descubrir cómo reducir la presión ocular con tratamientos naturales.

Tratamiento natural del glaucoma

jugo-de-arándanos-

A continuación te enseñaremos a tratar tu glaucoma utilizando solo medicamentos naturales. No obstante, ya que como mencionamos, hay distintos tipos de glaucoma, es recomendable que visites a tu médico antes de aplicar cualquiera de estos tratamientos.

1. Batido de zanahorias

La zanahoria es un gran aliado para disminuir la tensión ocular porque tiene grandes cantidades de vitamina A y carotenoides, los cuales ayudan a mantener los ojos sanos y a mejorar la visión nocturna debido a que ayuda en la formación del pigmento purpúrico visual.

Ingredientes

  • 2 zanahorias
  • 1 vaso de agua

Preparación

En primer lugar, lava, pela y pica dos zanahorias grandes. Luego incorpóralas en la batidora junto con un vaso de agua y mezcla hasta obtener la consistencia deseada. Se recomienda consumir un vaso de este batido al día para lograr reducir la tensión arterial.

2. Batido de arándanos

El arándano puede ayudar a detener el daño causado por glaucoma porque contiene anticianidinas o flavonoides, antioxidantes que reducen la presión del ojo, protegen la retina y fortalecen los vasos sanguíneos. Además, los arándanos sirven para tratar la retinopatía diabética.

Ingredientes

  • 250 gramos de arándanos
  • 1/2 litro de agua

Preparación

Primero, lava bien los arándanos. Luego incorpóralos en la batidora junto a medio litro de agua. Finalmente, mezcla hasta obtener la consistencia deseada. Se recomienda tomar un vaso de este batido por día.

3. Infusión de hinojo

La hierba de hinojo también es muy buena para la visión. El té de hinojo puede ser consumido por vía oral (una o dos veces diarias) o se puede aplicar directamente sobre la superficie del ojo, una vez que se enfría.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de semillas de hinojo
  • 1 taza de agua

Preparación

Pon agua a hervir y una vez que esté hirviendo agrega las semillas de hinojo. Deja hervir por quince minutos y retira del fuego. Luego filtra para que quede una infusión sin otras partículas.

Además de consumir estas bebidas, es recomendable hacer ejercicios regularmente, evitar los ambientes con humo de tabaco, evitar someter los ojos a estrés prolongado, evitar los medicamentos con corticoides y, fundamentalmente, visitar a tu médico oftalmólogo periódicamente.

El glaucoma es una enfermedad que afecta a gran parte de la población, pero no te preocupes, hay una forma natural de tratarla.

Lo más visto

To Top